Neurofeedback

En algunas ocasiones, es necesario en primer lugar, recuperar cierta estabilidad emocional para poder empezar con el proceso terapéutico. Una forma natural de conseguirlo, totalmente basada en tus propios recursos, es el neurofeedback.

El neurofeedback es una técnica terapéutica totalmente natural, que se asienta en la propia capacidad de autorregulación de nuestro cerebro. Los electrodos que ves en la foto se colocan en diferentes posiciones en la cabeza y actúan como “micrófonos” que recogen la actividad eléctrica de tu cerebro, para que el ordenador pueda codificar esa información y traducirla de forma que podamos trabajar con ella.   

Dado que el neurofeedback es una técnica que se utiliza desde los años 70 y que está ampliamente extendida por USA, Canadá y el resto de países europeos, existen diferentes tipos de neurofeedback. Yo utilizo dos en concreto, neurofeedback tradicional con el cual te sientas frente al ordenador y dejas que tu cerebro haga sus ejercicios, y el llamado neurofeedback de baja frecuencia (LENS), que permite que tus ondas cerebrales se autorregulen de una forma no directiva y que deja espacio para trabajar en terapia el resto de la sesión.  Todo depende de cuáles sean tus necesidades, las de tu hijo/a o tus objetivos, pudiendo a veces combinar los dos tipos de neurofeedback. . 

NEUROFEEDBACK: 1. También denominado neuroterapia o EEG biofeedback, es una técnica terapéutica que presenta al usuario información en tiempo real de las amplitudes y frecuencias de onda generadas por su cerebro, y cuya función es favorecer la actividad neurofisiológica,   posibilitando la coherencia interhemisférica y en general un mejor y más eficiente funcionamiento del organismo.

Aquí hay un vídeo de uno de los equipos de neurofeedback que utilizo:  https://youtu.be/NXbGjkV0UYU

También puedes leer sobre la evidencia científica del neurofeedback en http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=neurofeedback