EL CUERPO

La meta del la terapia es un cuerpo vital, capaz de experimentar plenamente los placeres y dolores, los gozos y penas de la existencia. Cuanto más vivaces estemos, mejor toleraremos una elevada excitación en nuestras vidas diarias y en el sexo.  

Alexander  Lowen   (1910-2008)

Puedes ver el estudio completo (en inglés) sobre el cuerpo y emociones en este link:  http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3896150/

El cuerpo es nuestro gran olvidado. Nos acordamos de él cuando nos da señales de malestar o cuando queremos embellecerlo para mostrarlo al mundo. Pero pocas veces establecemos un diálogo honesto con él.

No hay placer ni dolor que no pase por el cuerpo. Nada es ajeno a nuestro cuerpo, ni el amor ni el odio, ni la envidia ni la vergüenza. El cuerpo es la sede de nuestras emociones. Lamentablemente, para no escuchar lo que consideramos emociones negativas, tendemos a anular también lo positivo, quedando así aislados de nuestra única fuente real de vida: nuestro cuerpo.

No importa cuánto nos fascine ese órgano llamado cerebro; sin un cuerpo que lo acoja y lo sostenga no hay vida. 

¿Cómo trabajo con el cuerpo? 

Hay diferentes técnicas para trabajar el cuerpo. Yo utilizo ejercicios de Bioenergética, que es una forma de terapia que combina el trabajo del cuerpo y de la mente. Son ejercicios de respiración, enraizamiento y en general de expresión de emociones que hemos anulado pero que ahora piden salir.

Es frecuente que la gente con la que trabajo lleve tanto tiempo sin respirar adecuadamente que hay que empezar por lo más básico. En ocasiones es necesario hacer alguna sesión de Biofeedback para recobrar el habito saludable de respirar correctamente.   

 BIOENERGÉTICA: 1. Terapia que pone el énfasis en la unidad cuerpo-mente, de forma que lo que ocurre en la mente se refleja en el cuerpo y viceversa.  2. Es una forma de terapia que combina el trabajo con el cuerpo y la mente para ayudarnos a resolver problemas emocionales y desarrollar nuestra capacidad para el placer y la alegría de vivir.

FOCUSING: 1. Enfoque o terapia experiencial de Gendlin, es una técnica psicoterapéutica que utiliza  la capacidad de la persona para prestar atención a los sentimientos y los deseos que no son expresados clon palabras.